Miguel
Murillo
Miguel <br>Murillo
NOTAS DE LA DIRECCIÓN

Así, sin más rodeos, “El Tenorio”, así conocemos al más seductor de nuestros personajes literarios.

“El Tenorio” liberado de su Don Juan, de su “donjuanismo” que tantas páginas y volúmenes de sesudos estudios ha llenado desde Tirso a Moliére pasando por Mozart o Gregorio Marañón, no sólo es un personaje que un día inspirara a Don José Zorrilla, es un rito, una maravillosa excusa para subir al escenario toda la carga de dudas, justificaciones, inspiraciones o seducciones que, según dicen, conforman la idiosincrasia o manera de ser y estar de algunos varones hispanos y algunas damas también. En su análisis científico y psicológico usaremos a Don Juan con esa patología denominada “donjuanismo”; en su exhibición popular y sobre las tablas utilizaremos “El Tenorio”, la función donde un Don Juan seduce, mata, suplica, muere y se salva por amor.

A lo largo de los años muchas han sido las versiones y puntos de vista que dramaturgos y directores han utilizado para ofrecer la obra de Zorrilla al público. Unos cuestionaban la personalidad y condición sexual del personaje; otros ahondaban en la locura y en los trastornos de su personalidad; se llegó a intercambiar los papeles de seductor y seducida; hubo quien se ajustó a las páginas del autor y fielmente, sílaba a sílaba, levantó el tinglado teatral; también se hizo plato para un menú de Fiesta de Difuntos y era escuchar una campana doblando a muerto y salírsele a uno eso de “…no es verdad, ángel de amor…”. En fin, abordajes teatrales legítimos y en ocasiones, geniales.

Nosotros queremos sencillamente presentar al público “El Tenorio”, así, sin más aditamentos. Un “Tenorio” con los elementos teatrales que en el siglo XXI son capaces de llegar desde la emoción al espectador, desde las tablas al corazón y, al mismo tiempo, conseguir el efecto de reciprocidad que el teatro necesita para no ser simplemente pieza arqueologica. Ese es el objetivo de nuestra versión. Ese es el objetivo de nuestro “Tenorio”. Obviamente la función necesita un título, “Don Juan Tenorio”, que figurará en las carteleras como está mandado, y necesita de actores y actrices que se enfunden las galas de cada personaje y con los nombres de esos personajes recorran el camino de las emociones: Doña Inés, Brígida, Ciutti, Don Luis, Don Gonzalo, Don Juan…pero, estimado público, el teatro no lo hacen únicamente los títulos, los directores, los actores y las actrices, los autores o el público, el teatro es una ceremonia coral y sólo está completo cuando todos los que intervienen encuentran el lazo, cemento, conexión etc. Creo que en esta ocasión ese lazo.

 

TRAYECTORIA
FEATURED PROJECTS
  • Espectáculo de sala
    • Share :
  • 1616 VIEWS
PROYECTOS
De-Amarillo-Producciones-De-Amarillo-Producciones-Tenorio-Itinerante
Espectáculo de calle
0 Comments 573 VIEWS
susurradores_del_verso_de_amarillo_producciones_feria_libro_badajoz
Espectáculo de calle
0 Comments 797 VIEWS
De-Amarillo-Producciones-Don-Juan-Tenorio
Espectáculo de sala
0 Comments 1617 VIEWS